¿Se puede comer jamón ibérico durante el embarazo?

Sí, las embarazadas pueden comer jamón ibérico. Te explicamos los detalles en este artículo.

Oliver Benítez Aranda
Actualizado: 04/01/2023 207
¿Se puede comer jamón ibérico durante el embarazo?
Compartir:

¿Las embarazadas pueden comer jamón ibérico?

Durante el embarazo, la alimentación es un factor clave para la salud de la madre y del bebé. Por ello, se recomienda seguir una dieta equilibrada, variada y adecuada al periodo de gestación. Por tanto, la pregunta sobre si las embarazadas pueden comer jamón ibérico es una cuestión muy común. Aunque el consenso general es que no, un reciente estudio del Centro de Investigación Agroalimentaria (CICAP) ha desvelado que sí, siempre que este tenga más de 18 meses de curación.

En concreto, el estudio ha determinado que el jamón ibérico de bellota tiene una calidad organoléptica y microbiológica más alta que el ibérico de cebo cuando se alcanzan los 24 meses de curación. Esta característica es relevante para la seguridad alimentaria, ya que se consiguen niveles de seguridad microbiológica óptimos. Así, el jamón ibérico de bellota aporta una mayor seguridad alimentaria al consumidor, sobre todo en el caso de embarazadas, cuando su consumo debe ser controlado.

En conclusión, el estudio del Centro de Investigación Agroalimentaria ha desvelado que las embarazadas pueden comer jamón ibérico siempre que este tenga más de 24 meses de curación. Esto supone una garantía para la seguridad alimentaria y para la salud de la madre y del bebé. Por tanto, puedes comer jamón ibérico de bellota si está curado durante más de 24 meses.

¿Entonces sí pueden comer jamón las embarazadas?

¿Es seguro comer jamón durante el embarazo? Esta pregunta es muy frecuente entre las futuras mamás, y hay opiniones encontradas al respecto. Por suerte, los estudios realizados por la Universidad de Granada y Valencia en 2016 no implican ningún riesgo para el bebé ni para la mamá.

El jamón ibérico es la excepción. Aunque los estudios no han encontrado ningún riesgo para el bebé ni la mamá, hay algunos profesionales sanitarios que recomiendan que, por precaución, las futuras mamás congelen el jamón ibérico antes de comerlo, durante dos días a 20º bajo cero.

A pesar de esto, hay varios beneficios para la salud de la mamá embarazada si come jamón. El jamón es rico en vitaminas del grupo B, como la vitamina B1, B2, B6 y B12, además de la vitamina E, que es esencial para el desarrollo del feto. Además, el jamón contiene ácidos grasos omega 3, que son importantes para la salud cardiovascular.

Por lo tanto, aunque es importante seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios, en general, comer jamón ibérico con más de 24 meses ed curación no supone ningún riesgo para el embarazo.

Conclusión

Si bien el jamón ibérico es un alimento saludable, se recomienda moderar su consumo durante el embarazo. Debido a que contiene alto contenido de grasas saturadas y alto contenido de sodio, es mejor evitar excesos para reducir el riesgo de complicaciones durante el embarazo, aunque sí se puede comer jamón ibérico de más de 24 meses de curación durante el periodo de gestación.

0 comentarios

Escribe un comentario